>

De malas, me torearon: ahi van otras cinco

martes, enero 24, 2006

  1. No me gusta que la gente me toque. No quiere decir que huyo al contacto humano; la verdad me gusta (y mucho), pero no me gusta que alguien que no conozco lo suficiente me toque. Igual soy medio malo pa los abrazos... y eso sí, me molesta profundamente la gente que todo el día se la pasa abrazando a cuanto cristiano encuentre... ¿Y que tal los besos babosos? ¡Guacala!.
  2. Tampoco me gusta que me cojan en mouse. Si alguien quiere mostrarme algo en mi compu, simplemente pídamelo!! Pero eso de que cojan asi no mas el mouse no tiene admisión.
  3. No me gusta que cuando alguien me dé la mano, resulte que la tiene mojada, caliente o sudorosa (Aunque pueso ser comprensivo). Desconfío de aquellos que aprietan mucho o que por el contrario, apenas si se siente que tieden una mano. La verdad, me gusta mucho ver las manos y los piés de otras personas. A veces pienso que dicen mucho de alguien.
    Nickless podría añadir también que tengo una fijación por las axilas ajenas. Tiene razón, siempre las veo, pero solo las de las mujeres, lo cual es una mala cosa para ellas, por que dadas mis obsesiones soy muy muy buen observador.
  4. Antes de escribir a mano, hago siempre dos o tres trazos en el aire antes de arrancar. Por cierto, o empleo un lapiz (preferiblemente de mina HB o 2B de 5 mm, cero portaminas ) o una pluma o cualquier instrumento de escritura suave que arroje tinta de color negro. Nada de azul ni mucho menos verde!.
  5. No me gustan los olores fuertes, no soporto el olor a humedad en mi ropa ni mucho menos en la de los demas. Y respecto a la ropa (dadas mis inclinaciones por todo lo visual) todo tiene que combinar armoniosamente: Así sea domingo, los tennis oscuros con el pantalón oscuro y la media blanca ni a Michael Jackson se le veía bien en la época que era famoso por Thriller y Bad.

Publicado @ 7:40 a. m. 4 comentarios

¿Sólo cinco?

Haciendo honor al título de mi blog, y a falta de invitaciones a participar en la cadena blogistica de moda, procedo a imitar a los señores pattón y cavorito exponiéndoles mis cinco manías raras:

  1. Odio sentir grasa o cualquier sustancia viscosa en mis manos. Por ejemplo, cuando uso protector solar tengo que lavarme las manos al menos cinco o seis veces.
  2. Tengo el vicio de guardar cosas sin sentido. Por ese motivo, administro mi propio "cementerio de desodorantes". Cuando empezaron a apilarse en mi nochero, los trasladé a un mejor lugar y empecé a marcarlos con la fecha de su defunción. El número es absurdo pues la colección tiene ya varios años.
  3. No puedo ver a una mujer colocándose unos aretes. No sé porque, pero ver el lóbulo de la pobre oreja damnificada ser perforado por un elemento ajeno me produce entre indignación y un sutil asco.
  4. No soporto quemarme por el sol. Por mi bici soy el orgulloso poseedor de un hermoso bronceado al mejor estilo de una nucita o un bocadillo veleño, pero ¡Ay del día que me queme la espalda! Te soporto una fractura, rasparte hasta el apellido, pero eso sí, una quemadura de sol implica galones y galones de Lubriderm + leche de magnesia.
  5. Respecto al tema de mi bici, nadie, absolutamente nadie tiene permitido ajustar mis frenos o las suspensiones de la niña. Eso es causal para prescindir de por vida de los servicios del mecánico iluso. Tampoco soporto que alguien preso de la curiosidad ponga sus dedos sobre el disco de freno.

¿Pero sólo cinco? ¡Si perfectamente podría hacer una lista de al menos 100!... Podría hablarles horas y horas sobre mis manías con la ropa y su escogencia, los olores, mis hábitos alimenticios, mis deliciosas rutinas, pero en fin, para no obrar en contra de la corriente, ahi se las dejo.

Publicado @ 7:07 a. m. 0 comentarios

Estamos jodidos

jueves, enero 12, 2006

Cuando abrís el periódico en la mañana y te encontrás primero con que una niña de 11 años está embarazada de su segundo hijo y que un pobro chino de 3 años fué muerto a golpes por sus "acudientes" (Porque esos hijuep*t*s no se merecen el apelativo de padres), te das cuenta que nosotros como especie animal estamos llevados del putas, porque somos el único mamifero que atenta contra sus propias crias.

Publicado @ 9:51 a. m. 1 comentarios

Y porqué yo no? - Si algo les gusta de este sitio, tomen lo que les interese, pero al menos, cuéntenmelo.