>

180 / 200

lunes, junio 05, 2006


Celebré mi cumpleaños de la mejor forma: Volví a competir después de mas de 8 años de ausencia; solo que esta vez tenía todo un equipo que me rodeaba: Fotógrafa personal, asistente, preparador fisico, utilero y entrenador, todos en cabeza de la niña del telón.



180 pulsaciones por minuto de promedio durante dos horas y veinte minutos y una máxima de 200 pulsaciones me sirven de consuelo para no sentirme tan viejo. Es verdad que terminé atrás del último, pero voy a robarme la voz de aliento de mi telón para sentirme como un héroe por haber terminado semejante bestialidad.

Publicado @ 9:05 p.m. 3 comentarios

Gracias

A las siguientes personas que en su orden, se acordaron de mi onomástico: La teloncito, don Cavorito, la familia telonera y mi familia (muy a su estilo, pero se acordaron), la mona correal, los hexumnitas: Lore, Javier, Hammer, Toño, Candamil y Heidy Belsy, la prima Carvajal, Coronado, la niña Ceci y otros que aunque tarde, se dieron cuenta que era un 29 de mayo.

Publicado @ 9:04 p.m. 0 comentarios

Links inutiles

martes, febrero 28, 2006

Emplése los vinculos que a continuación se mencionan como tema de conversación ligera, escapatoria a la monotonía o ejemplo de lo ociosa que puede ser la gente (me incluyo por la dedicación en recopilarlos)

Publicado @ 10:11 a.m. 2 comentarios

De malas, me torearon: ahi van otras cinco

martes, enero 24, 2006

  1. No me gusta que la gente me toque. No quiere decir que huyo al contacto humano; la verdad me gusta (y mucho), pero no me gusta que alguien que no conozco lo suficiente me toque. Igual soy medio malo pa los abrazos... y eso sí, me molesta profundamente la gente que todo el día se la pasa abrazando a cuanto cristiano encuentre... ¿Y que tal los besos babosos? ¡Guacala!.
  2. Tampoco me gusta que me cojan en mouse. Si alguien quiere mostrarme algo en mi compu, simplemente pídamelo!! Pero eso de que cojan asi no mas el mouse no tiene admisión.
  3. No me gusta que cuando alguien me dé la mano, resulte que la tiene mojada, caliente o sudorosa (Aunque pueso ser comprensivo). Desconfío de aquellos que aprietan mucho o que por el contrario, apenas si se siente que tieden una mano. La verdad, me gusta mucho ver las manos y los piés de otras personas. A veces pienso que dicen mucho de alguien.
    Nickless podría añadir también que tengo una fijación por las axilas ajenas. Tiene razón, siempre las veo, pero solo las de las mujeres, lo cual es una mala cosa para ellas, por que dadas mis obsesiones soy muy muy buen observador.
  4. Antes de escribir a mano, hago siempre dos o tres trazos en el aire antes de arrancar. Por cierto, o empleo un lapiz (preferiblemente de mina HB o 2B de 5 mm, cero portaminas ) o una pluma o cualquier instrumento de escritura suave que arroje tinta de color negro. Nada de azul ni mucho menos verde!.
  5. No me gustan los olores fuertes, no soporto el olor a humedad en mi ropa ni mucho menos en la de los demas. Y respecto a la ropa (dadas mis inclinaciones por todo lo visual) todo tiene que combinar armoniosamente: Así sea domingo, los tennis oscuros con el pantalón oscuro y la media blanca ni a Michael Jackson se le veía bien en la época que era famoso por Thriller y Bad.

Publicado @ 7:40 a.m. 4 comentarios

¿Sólo cinco?

Haciendo honor al título de mi blog, y a falta de invitaciones a participar en la cadena blogistica de moda, procedo a imitar a los señores pattón y cavorito exponiéndoles mis cinco manías raras:

  1. Odio sentir grasa o cualquier sustancia viscosa en mis manos. Por ejemplo, cuando uso protector solar tengo que lavarme las manos al menos cinco o seis veces.
  2. Tengo el vicio de guardar cosas sin sentido. Por ese motivo, administro mi propio "cementerio de desodorantes". Cuando empezaron a apilarse en mi nochero, los trasladé a un mejor lugar y empecé a marcarlos con la fecha de su defunción. El número es absurdo pues la colección tiene ya varios años.
  3. No puedo ver a una mujer colocándose unos aretes. No sé porque, pero ver el lóbulo de la pobre oreja damnificada ser perforado por un elemento ajeno me produce entre indignación y un sutil asco.
  4. No soporto quemarme por el sol. Por mi bici soy el orgulloso poseedor de un hermoso bronceado al mejor estilo de una nucita o un bocadillo veleño, pero ¡Ay del día que me queme la espalda! Te soporto una fractura, rasparte hasta el apellido, pero eso sí, una quemadura de sol implica galones y galones de Lubriderm + leche de magnesia.
  5. Respecto al tema de mi bici, nadie, absolutamente nadie tiene permitido ajustar mis frenos o las suspensiones de la niña. Eso es causal para prescindir de por vida de los servicios del mecánico iluso. Tampoco soporto que alguien preso de la curiosidad ponga sus dedos sobre el disco de freno.

¿Pero sólo cinco? ¡Si perfectamente podría hacer una lista de al menos 100!... Podría hablarles horas y horas sobre mis manías con la ropa y su escogencia, los olores, mis hábitos alimenticios, mis deliciosas rutinas, pero en fin, para no obrar en contra de la corriente, ahi se las dejo.

Publicado @ 7:07 a.m. 0 comentarios

Estamos jodidos

jueves, enero 12, 2006

Cuando abrís el periódico en la mañana y te encontrás primero con que una niña de 11 años está embarazada de su segundo hijo y que un pobro chino de 3 años fué muerto a golpes por sus "acudientes" (Porque esos hijuep*t*s no se merecen el apelativo de padres), te das cuenta que nosotros como especie animal estamos llevados del putas, porque somos el único mamifero que atenta contra sus propias crias.

Publicado @ 9:51 a.m. 1 comentarios

Cavorite Racing

martes, noviembre 15, 2005

Cavorite Racing

Buscando en el archivo de cds que guardan la memoria de mis años "digitales", encontré esta imágen que seguro será las delicias de "es mejor en bicicleta": El eminente doctor Cavor sorteando un peralte en un campeonato de slalom.

Si son detallistas podrán darse cuenta que el dorsal (el número que está al frente) está patrocinado por Gatorade y Voz a Voz... ¿les es familiar el nombre de esa compañía?

Publicado @ 9:42 p.m. 3 comentarios

Es mejor en bicicleta

lunes, noviembre 07, 2005

Gracias a la creación del canal, procedo a contarles mi historia:

La verdad, no recuerdo cuando fué el primer encuentro, lo mas probable es que haya sido en mi tierna infancia. Las razones las desconozco, asi como también no recuerdo muy bien cual fué la primera.

Desde esa época hasta hoy han pasado muchas por mi vida, llenándola de buenos y malos recuerdos, desiluciones y muchas marcas imborrables para mi.

Especialmente, recuerdo muy bien una época, hace aproximadamente doce o trece años, donde conocí la primera de las cinco, la primera de aquellas que me cambiaron la vida.

La recuerdo muy bien, su apariencia, sus detalles y todo lo que la hizo tan especial, aunque ahora la veo pequeña y un poco mayor comparada con la "oficial", no dejo de recordarla con mucho respeto y aprecio.

La verdad, es que me acerqué a ella por error, buscando tontamente satisfacer una necesidad que ella no esperaba, pero al conocerla mejor y en la primera cita, mi vida cambio y empezó a girar en torno a ella.

Ella fué la primera que me hizo abrir a un nuevo mundo que a veces sólo veía desde una ventana, con ella padecí dolor, pero también muchas alegrías, fue ella también mi compañera de innumerables viajes y aventuras, pero también fue la precursora de una serie de marcas imborrables en mi cuerpo.

Pero el mundo cambia, todas las personas lo hacen y nuestra relación terminó. ¡Entiendanme, tenía que hacerlo! Pero no se preocupen, que no se quedó sola: mi hermano la acompaño por mucho tiempo hasta que se olvido de ella y la dejó tirada.

Después de compartir mi primer amor por el ciclomontañismo al lado de una hermosa Giant Rincón de color negro y cuadro en Cromoly, entablé una corta relación con una Raleigh M-50 azul, también en Cromoly pero con unos componentes mas adecuados para el deporte que empezaba a practicar.

Mi relación fué corta porque empecé a ser muy exigente con ella, le pedia y le pedía y la pobre me daba hasta donde podía, pero yo empezaba a competir y ella no estaba para esos trotes, así que me decidí por otra Raleigh, pero esta vez una de mejor familia, pues era de aluminio y con componentes mas propicios para competir, era la primera bicicleta que tenía con suspensión delantera, una Rock Shox Quadra 10 en un cuadro gris - verde de aluminio - cromoly. Junto a ella recorrimos el pais compitiendo en los primeros campeonatos de ciclomontañismo, puallá en la época en que Santiago Botero corría junto a nosotros en la categoría proélite mientras nosotros lo hacíamos en prejuvenil novatos.

Pero como ha sucedido con todas, la vida me trajo a una nueva compañera, una Giant Cadex CFM-3, mi primera bicicleta en fibra de carbono, que aunque tenía un color medio feito (vino tinto), estuvo siempre al frente soportando las exigentes categorías de juvenil novatos y juvenil expertos, tal vez la mejor época de mi corta existencia como "competidor", pues gracias al exceso de tiempo libre podía cumplir con facilidad con mis entrenamientos y travesías, siendo ella la primera que me acompañó hasta lo mas alto del cráter del volcán puracé y estuvo conmigo en varios podios nacionales.

Después vino la gran revolución a bordo de una bicicleta doble suspensión, enteramente en aluminio y con componentes de alta gama: era una AMP Research B5 o como prefería ser conocida por estas tierras, una Mosca M-12, que llegó a mi gracias también al primer cliente de nuestra empresa, quien nos hizo parte del pago con ella.

Ella estaba dispuesta a todo, llegaba conmigo a los mejores lugares: los mas inhospitos y apartados. Era rápida, fuerte, agresiva y aunque tenía muchos defectos como un interminable problema con sus bujes que le hizo merecedora al sobrenombre de la cama vieja, estuvo siempre ahi, hasta el último de sus días, cuando dejó de existir producto de la fuerte colisión con un pino que se nos atravesó y del cual fui también damnificado, no solo por la pérdida de mi amiga sino por una marca imborrable en mi antebrazo derecho.

Con ella también competí muchas veces, esta vez con los mayores, con los senior. La verdad fue la última oportunidad que me acerqué a las competencias, las cosas habían cambiado mucho en mi nueva categoría pues casi todos provenían del mundo del ciclismo y carecían del "soul" que traía consigo el naciente ciclomontañismo.

Ella también fué la responsable de la mayoría de marcas en mi cuerpo, no sólo un hermoso bronceado al mejor estilo de una nucita o un bocadillo veleño, si no también de varias, que digo, muchas suturas en mis rodillas, codos y mentón, una clavícula rota, un hombro dislocado, un manguito rotador hecho mierda, ligamentos dañados y fisuras en diferentes huesos, en fin, la mejor época de toda mi vida.

Después de guardar un largo luto por su ausencia y caer nuevamente en los brazos de la rumba (mientras me dedicaba a correr, llegué a estar seis años sin probar licor) pude acercarme de nuevo a la que actualmente es mi compañera, la cual llegó a mi luego de una larga espera, pues como había adquirido experiencia y mi trabajo daba pa esos gustos, solo buscaba lo mejor y lo que mas se adecuarada a mis nuevas necesidades. Tengo que reconocer que el idilio con mi Specialized Enduro S-Works que me acompaña desde julio del año anterior, no ha sido tan intenso como con las demás; primero por un viaje al otro lado del charco cuando apenas nos estabamos conociendo, pero fundamentalmente, y me duele decirlo, porque tal vez he perdido el fervor por ellas: el trabajo, las reuniones y la rumba han sido los pretextos que me han alejado; pero ahora gozo de renovada fé para compartir con mi nueva nena mas y mas buenos momentos.

Desde mi primera compañera hemos sido víctimas de infundados y malos comentarios, desde aquellos que se burlan mientras me veían en la calle mientras llovía hasta los mas atrevidos que me preguntaban por el valor de mis niñas, para después asombrarse y decir que con eso debería andar en una moto o en un carro.. ¡como si uno tuviera el mismo descaro y desfachatez cuando se entera del peso, edad o medidas de una mujer! ¡Eso no se pregunta! o se imaginan cuando les pregunte las medidas y les diga que es necesario que se hagan una cirugía o que entren a un gimnasio? ¡Respeto carajo!

Pero con ellas también he vivido situaciones graciosas, como esa vez que un amigo me preguntó si prefería a una bici Intense M1 o la que en esa época era mi novia... recuerdo que le respondí que dependía del color de la Intense, porque me gustaba mucho en amarillo y no tanto en negro.

Y hablando de novias muchas han tenido que lidiar con mi oscura promiscuidad, pues mas de una vez la bici estuvo por encima de las novias y sólo una de ellas fué mas inteligente dándose cuenta que cuando no puedes con el enemigo, es mejor estar con el, comprándose también una para montar juntos. La mas reciente también tuvo esa inteligente idea, pero dado el estado de su compañera, tuvimos que postergar nuestro encuentro cuádruple para una mejor ocasión, la cual espero ansiosamente dada su grata compañia y su oscuro deseo de grabarnos en acción con nuestras compañeras.

Ahora comparto una grata relación con mi nena, no sólo porque me esta acompañando a los lugares mas inóspitos para hacer las cosas mas inimaginables, sino que también vamos juntos al trabajo, lo que me hace muy feliz, pues no hay nada mejor que terminar una larga jornada sintiendo el viento en mi rostro y saltando el mismo separador que cruzo cada tarde que el odioso clima lo permite.

Les quedo debiendo las fotos de mis niñas, el escaner no sirve y este post ya esta lo suficientemente largo.

Eso sí, quiero aprovechar la oportunidad para agradecer a Patton y a Anankè por la creación del nuevo canal!

Publicado @ 5:09 p.m. 6 comentarios

..y uno antojado de un iPod nano...

jueves, noviembre 03, 2005

Después de leer esta nota, no tengo absolutamente nada por decir (hasta mal me siento por preocuparme por pendejadas):

Daniela Andrea Cadavid, de 11 años, le escribió al gerente de EPM, Juan Felipe Gaviria, contándole su dramática historia y este le ofreció su ayuda.

La menor de edad describe en su carta la extrema pobreza en la que vive, pese a la cual ofrece pagar las deudas que tienen con las Empresas Públicas de Medellín (EPM), aunque tenga que comenzar con todos sus ahorros: 5.000 pesos.

Este es el texto de su carta (con todo y sus errores de ortografía, que en este caso hacen más relevante la misiva):

"Soy Daniela Andrea Cadavid. Tengo 11 años. Estudio en Asia Ignaciana Barrio Platon de los Comuneros. Tengo 3 hermanos, Sara de 6 años, Daniel de 5 y Camila de 2. Doctor, le escribo para suplicarle que por favor nos ayude y no nos deje sin luz en Navidad.

"El año pasado fue muy orrible (sic) pues no tubimos luz porque mi papá es un borracho y drogadicto y mi mamá lo echo de la casa y ella no gana casi con que pagar los servicios pero es que ella no nos deja prender velas porque un día se quemo la toballa y un trapito que adornaba el baño. Cuando se llega la noche nos tenemos que acostar antes de que se oscuresca.

"Mi mamá se fue un día para el centro a vender ebillas (sic) y chulos pero espacio publico le quito todas las cosas ella llego con una malacara y aburrida. Ahora esta puliendo ropa en unas confeciones que quedan por aca. Y a veces se gana 35000 o 40.000 semanal. Yo como en el Restaurante y cuando la Hermana no se hace en la puerta yo recojo lo que dejan mis compañeritas para traerle a mis hermanitos porque a veces Sara no come nada. A Daniel una señora le da tostadas o falletas.

"Doctor yo estoy vendiendo confites en mi escuela, ya tengo $5.000 ahorrados para comprarle un regalito de navidad a mis hermanitos porque el año pasado no les trajo nada.

"Doctor, a ver si usted nos pone la luz para el 24 de diciembre que es navidad y el 31 de diciembre.

"Yo le puedo pagar porai 10.000. Yo no quiero volver a pasar una navidad sin luz aunque no teniamos nada que comer ni estrenar. Pero yo tengo una istalacion de ubitas y no la pude poner.

"Por favor yo se que usted es el que manda. Yo voy recogiendo plata para poder pagarle.

"La profesora me dijjo que le escribiera que usted era muy buena persona. Ella lo conoce a ustetd. Mi profe se llama Ligia.

"Yo le pido a Dios para que cambie a mi papá pero el no cambia. A veces viene borracho a ver mis hermanitos pero mi mamá no lo deja entrar. Mi mamá se mantiene llorando y dise que se ba enloquecer.

"Yo creo que ella nos ba a regalar o a envenenar porque ella le dijo una amiga que le probocaba darnos a Bienestar Familiar o tomar venenos con nosotros.

"Ella vive de mal genio a veces me proboca tirarmele a un camion que pasan por aca cerquita.

"Doctor si me puede contestar nosotros no tenemos servicios cocinamos con gas. Pero si me puede llamar donde una vecina. El tlf es 464 2048. Mi nombre es Daniela Andrea Cadavid. Crr. 48B # 20E-30. Barrio Acebedo"

EPM garantiza el servicio de energía a Daniela

En respuesta, el gerente de EPM, Juan Felipe Gaviria, confirmó a RCN Radio que la niña disfrutará de los servicios públicos durante la Navidad.

"Cuando leí la carta se me arrugó el corazón", confesó Gaviria, quien aseguró que la empresa desarrolla programas en barrios pobres de Medellín para brindar su servicio a personas que como Daniela carecen de mínimas condiciones para vivir.

(Tomado de eltiempo.com)

Publicado @ 6:48 p.m. 5 comentarios

Y porqué yo no? - Si algo les gusta de este sitio, tomen lo que les interese, pero al menos, cuéntenmelo.